proposito equipo
volver al inicio
 
antecedentes del programa componentes del programa manual bienestar
    emociones armonia afecto
 
NOTICIAS
25 de mayo 2015
RESULTADOS SIMCE: IMPORTANCIA DE LOS CLIMAS ESCOLARES
 

En la reciente entrega de resultados de la medición SIMCE ha quedado en evidencia la vital importancia que tiene en el proceso de aprendizaje una buena convivencia escolar, constituyendo la categoría que más explica las diferencias en los puntajes obtenidos entre establecimientos de similar nivel socio-económico. Relevar esta información y entregarla a la opinión pública, indica a nuestro juicio, una apertura a reconocer aspectos de la calidad de la educación que van más allá de la exclusiva medición de conocimientos y asignaturas.

La convivencia escolar, manifestada entre otros componentes, en ambientes armoniosos que facilitan relaciones de respeto y empatía entre los niños, niñas y adultos que conviven en la institución escolar, debiera constituir una preocupación primordial en el proceso de formación escolar.

La promoción y potenciación de climas escolares que producen agrado y bienestar basados en relaciones empáticas y respetuosas entre las personas, ha sido un tema débilmente visibilizado y aún más precariamente implementado, desde las directrices curriculares y las sucesivas políticas educativas que las implementan.

Es tan difícil que desde la pena, el temor, el aburrimiento y la tensión, puedan producirse relaciones empáticas y aprendizajes significativos y de calidad, que sean reflejo del agrado y contento al aprender, así como, de la satisfacción y el agrado al enseñar.

Ir avanzando en el mejoramiento de los climas escolares y, especialmente, del clima emocional en el aula, es una tarea simple, pero hay que facilitarla, promoverla y apoyarla con metodologías específicas y cercanas a las realidades escolares. Promover ambientes escolares con mayor bienestar, donde niños y adultos van construyendo una forma de convivir que aligera tensiones, constituye un desafío de la actual política educativa, por su incidencia en los aprendizajes formales, pero muy especialmente, por la importancia que tiene para la formación integral de nuestros niños y jóvenes.

 

Convivencia escolar y resultadosSIMCE

12 de mayo 2015, Vea aquí la noticia original

La Agencia de Calidad de la Educación entregó hoy los resultados de las pruebas de aprendizaje Simce 2014 y de los indicadores de desarrollo personal y social de los estudiantes de 2°, 4° y 6° básico. Entre los principales hallazgos destacan la estabilidad de los resultados, nuevos desafíos para seguir avanzando, y la relevancia que tienen la convivencia escolar, las prácticas de retroalimentación pedagógicas, el liderazgo directivo y el involucramiento de los padres.

El Secretario Ejecutivo de la Agencia de Calidad de la Educación, Carlos Henríquez, dio a conocer hoy los resultados de las pruebas de aprendizaje Simce y de los indicadores de desarrollo personal y social de los estudiantes, correspondiente a los niveles de 2°, 4° y 6° básico. En la oportunidad el Secretario Ejecutivo destacó que los resultados de las pruebas Simce son importantes, ya que entregan información acerca de cuánto están aprendiendo los alumnos en las asignaturas que se evalúan, pero que estos resultados no son suficientes para dar cuenta de la calidad de la educación que están recibiendo nuestros niños y niñas.

“Las evaluaciones son un medio y no un fin en sí mismo, ya que mejorar la calidad depende de lo que ocurre en las escuelas y, especialmente, del trabajo y relación que establece el profesor con los estudiantes. En este sentido, la evaluación es una herramienta que busca movilizar acciones de mejora en las escuelas, con sentido y foco en lo pedagógico”, explicó.

Entre los principales hallazgos asociados a los resultados, Henríquez resaltó que el clima de convivencia escolar es el factor escolar que tiene mayor influencia en los resultados de aprendizaje de Lectura y Matemática. De hecho, en igualdad de condiciones socioeconómicas la diferencia de puntajes de Lectura y Matemática en 4º y 6º básico entre establecimientos con un alto clima escolar y establecimientos con uno bajo, es de hasta 42 puntos.

Henríquez hizo un llamado a desarrollar acciones por un mejor clima al interior de todos los establecimientos: “mejorar el clima de convivencia y la experiencia subjetiva de los estudiantes en la escuela, es un bien y tiene el beneficio adicional de contribuir a mejorar los resultados de aprendizaje de todos los establecimientos educacionales, especialmente los más vulnerables del país”, indicó.

También es fundamental la retroalimentación que entregan los docentes a sus estudiantes, pues no solo está relacionada con mejores resultados de aprendizaje en Lectura y Matemática, sino también, y de manera muy importante, con un mayor desarrollo de la autoestima, los hábitos de vida saludable, la formación ciudadana y la convivencia escolar.

Según indicó el Secretario Ejecutivo de la Agencia de Calidad de la Educación, al comparar los puntajes promedio de Lectura y Matemática en 4º y 6º básico entre establecimientos cuyos profesores retroalimentan más el aprendizaje de sus estudiantes, y establecimientos que retroalimentan menos, existen diferencias de hasta 32 puntos.

El liderazgo directivo también es vital, tanto para los mejores resultados de aprendizaje en Lectura y Matemática, como para el mayor desarrollo de los indicadores mencionados.

Al comparar los puntajes promedio de estas asignaturas de 4º y 6º básico entre establecimientos con un alto nivel de liderazgo directivo y establecimientos con uno bajo, existen diferencias de hasta 12 puntos.

Por último, también hace una diferencia en los aprendizajes académicos el involucramiento de los padres y apoderados, donde se pudo establecer que aquellos estudiantes que perciben que su adulto significativo está frecuentemente al tanto de sus notas o conversa sobre las actividades que hizo ese día en el colegio, poseen un mejor aprendizaje.

Al comparar los puntajes promedio de Lectura y Matemática en 4º y 6º básico entre establecimientos con una alta proporción de padres involucrados y establecimientos con una baja, encontramos diferencias de hasta 23 puntos.

Indicadores del desarrollo personal y social

En 2014, la Agencia de Calidad de la Educación midió cuatro indicadores de desarrollo personal y social de los estudiantes: Clima de convivencia escolar, Participación y formación ciudadana, Autoestima y motivación escolar, y Hábitos de vida saludable, y hoy entrega por primera vez un reporte de estos para ampliar la mirada de calidad en cada escuela.

El Clima de convivencia escolar mide la percepción de estudiantes, docentes, padres y apoderados relativa a: si existe un ambiente de respeto al interior de la comunidad educativa; un ambiente organizado, donde se conocen la reglas y éstas son respetadas por todos; y si existe un ambiente seguro al interior del establecimiento, donde no hay violencia ni física ni sicológica.

 

El 65% de los encuestados en 4º básico reporta un nivel alto de este indicador, mientras que el 35% presenta un nivel medio. En el caso de 6º básico, el 40% de los encuestados presenta un nivel alto de clima de convivencia escolar, mientras que el 57% responde de acuerdo a un nivel medio. Solo el 3% responde de acuerdo a un nivel bajo en este indicador.

 

 

 

 

fin
 
S